Una experiencia cultural diferente. El destino fue el Barrio Chino, de la Ciudad de Buenos Aires. Este es un paseo temático, la cultura budista se siente, el espíritu oriental se ve y la paz, a pesar de estar colmado de gente, se encuentra presente. La experiencia fue encantadora, sin exagerar. Me encontré con tres sectores vinculados entre si en cada paso: la gastronomía, los comercial y con el arte.

HPIM7620Arco Chino

Aquí estaba, en el cruce de Juramento y Arribeños, ahí donde la vía del Ferrocarril Ex-Mitre tiene su estación Belgrano C. La estación acerca a los visitantes de toda la zona norte de un lado y de estación Retiro al otro. Era pasado el mediodía, el cielo estaba nublado, la temperatura justa, ni frío ni calor. Parado en la esquina, levante la mirada y note que desde este punto, ya la cultura asiática se mezcla con la argentina creando un excelente cocktail que abre todos los sentidos para disfrutar de un día espectacular.

 

En la entrada se impone el gran Arco Chino de 15 metros de altura que me dio la bienvenida, como si estuviera por pasar el umbral que me permite viajar a oriente. Cada detalle es increíble y da regocijo poder conocer esta bella cultura.

HPIM7622León Fú 

En la base de ambos pilares se encuentran dos leones Fú, mal conocidos como perros Fú. Los cuales, para los budistas y la cultura oriental, representan la vigilancia y la protección ya que son los leones de Buda. Cuando vengan anímense a saludarlos.

 

 

 

HPIM7627Locales comerciales

Cruzando el arco, a mi derecha un grupo de locales de regalos, souvenirs y chucherías me atraían a recorrerlos. Tanta es la variedad de productos y los precios económicos que es casi imposible salir sin encontrar algo que puedas llegar a necesitar. Aquí debemos tener cuidado de… ¡no llevarnos todo!

 

 

HPIM7630Puesto gastronómico tradicional

Enfrente estaba la gastronomía, realmente no lo podía creer. Un puesto bien argento de minutas al paso, donde el sándwich de milanesa y algún corte de parrilla son los platos principales. Al lado, un local de comida tradicional china, sobre su vidriera se encontraba el despachante atendiendo con total agilidad a los comensales, las gallinas colgadas y sobre sus fuentes las garras de gallinas eran vendidas con total naturalidad. En lo personal, no me anime a degustar  sus platos tradicionales, tal vez la próxima Experiencia.

 

HPIM7634Arte Callejero

A cada paso veía arte, una artista callejera con sus marionetas, el público infantil la rodeaba y de fondo, un hermoso mural de ranas, que son para la fortuna y el dinero según la cultura oriental. Al darme vuelta para seguir mi camino, sobre el lateral de una vivienda se encontraba Buda y su tercer ojo. Mientras continuaba esquivando personas, pude ver dos dragones a cada lado de la acera, gobernantes del tiempo y el agua. Al final de la nota les contaré un dato sorprendente sobre los dragones.

 

HPIM7640

Mural de Buda

A medida que continuaba caminando buda seguía apareciendo en las paredes. Entre bocinazos y autos pude cruzar la calle Mendoza, me senté en unos de los tantos descansos que se encuentran a lo largo del barrio, y me tomé unos minutos para contemplar a las personas. El abanico étnico que desfilaba por Arribeños era  de no creer, orientales, occidentales, mulatos, hindúes. Todos en comunión disfrutando del día.

 

HPIM7649Variedad étnica

En un momento, me animé y recorrí los supermercados que tanta gente seducían, lo primero que pude notar fue que mi olfato casi no toleraba el olor a pescados y mariscos  frescos proveniente de las góndolas. De todos modos mi necesidad de conocer fue más fuerte, y si que valió la pena. Descubrí porque tantas personas eligen hacer sus compras en estos mercados, la variedad de productos es terrible, hay de todo.

 

HPIM7655

Supermercado en el Barrio Chino

Desde frutos del mar, arroces, cereales, semillas, salsas, golosinas, verduras, frutas, productos de panadería y granja además de las bebidas de diferentes sabores de frutas que van desde uva hasta coco, pasando por gustos que ni siquiera nos podemos imaginar. Sin lugar a dudas, lo que me sorprendió fue ver el famoso pollo negro, una mutación de hace 800 años creó este pollo con este color de película, desde su piel, su carne y sus huesos. Buscalo en las góndolas y sorprendete.

 

HPIM7650

Imponente mural

Al salir del supermercado un gigantesco dragón rojo descansaba sobre cuatro locales de regalería, el arte seguía formando parte de la escenografía de estas cuadras que no dejan de sorprender.

 

 

 

pinchosFamosos pinchos y sus variedades

Los puestos gastronómicos seguían abundando tanto como el arte, hay unos puestos que se repiten cada 20 metros, donde se puede comprar rabas, tempura, pulpo, sushi, salchichas, cerdo, mariscos, y lo que te imagines clavados en unos palitos de brochette muy comunes de ver entre los caminantes. Como para tener en cuenta, para los que cuidan su colesterol o son alérgicos a alguno de estos productos, les comento que se fritan todos en el mismo aceite.

 

 

 

HPIM7663Casa de té

Ya para ir terminando mi experiencia, al llegar a la calle Olazábal me encontré con una casa de té, más que casa era una casona. El estilo oriental se demuestra desde su exterior y se vive en su interior. Delicadas infusiones, finas masas y cálida atención resaltan este lugar.

 

Dos nuevos leones de Fú aparecieron, me están indicando que mi viaje por el Barrio Chino termina, sin embargo me resigno y sigo caminando un poco más. A pocos metros el barrio parecería que quiere seguir creciendo, puestos de comida al paso todavía siguen emergiendo entre las calles, hasta encontré un puesto de shawarma, me sorprendí hasta el ultimo momento por la variedad que hay en este barrio.

HPIM7668Arribeños y Olazábal

Sin lugar a dudas, el Barrio Chino ofrece a cada uno de sus visitantes motivos desde lo gastronómico, lo cultural y lo comercial, con un surtido pocas veces visto y productos que te vuelan la cabeza.

 

 

 

Me quedo con un grato recuerdo del Barrio Chino, pude ver y sentir la cultura oriental, pude vivir con mis 5 sentidos este recorrido que miles de personas eligen cada fin de semana. Un hermoso paseo familiar donde lo disfruta desde el padre hasta los niños. La cantidad de cosas aún por descubrir es la fuente inspiradora que me hará volver para seguir caminando estas calles. Seguramente a vos te estará pasando lo mismo, si no lo conoces te invito a que lo hagas. No lo vas a poder olvidar.

Datos extra

HPIM7617El dragón chino

Es un animal mitológico y legendario de China y de otras culturas asiáticas que dispone de partes de nueve animales: ojos de langosta, cuernos de ciervo, morro de buey, nariz de perro, bigotes de bagre, melena de león, cola de serpiente, escamas de pez, garras de águila.

 

 

 

chino2016Año nuevo chino

Es la celebración que se realiza por el nuevo año lunar. Entre los meses de enero y febrero se realiza una increíble fiesta que atrae a miles de personas. El nuevo año chino se celebrará el 28 de enero de 2017.

 

 

HPIM7652Gastronomía

La gastronomía no solo es china, también hay que tener en cuenta los restaurantes de comida japonesa con sus famosos sushis. Thailandia y Taiwan se encuentran representados de la mejor manera, con cocineros originarios de los países asiáticos.

 

 

 

Si sentís que para comprar hay mucha gente los fines de semana, es recomendable ir entre el martes y viernes, ya que la fluencia de personas en mucho menor y los productos siguen teniendo la misma frescura que sábados y domingos.

Deja un comentario